Historia

 

Gracias a Xavier Palau por su ayuda.

 

Inicialmente, una comunidad de hombres y mujeres se reunieron con Ramón de Vallbona en un lugar solitario, adoptando la regla de san Benito. El monasterio fue mencionado por primera vez en 1153, en ocasión de una donación de tierras. Esta comunidad mixta fue dirigida por una mujer, doña Beatriz, en el año 1174. En el año 1175, la comunidad adoptó la regla cistercense. Los hombres se fueron a otros monasterios. La abadía recibió la protección real de Alfonso II. El papa Inocencio III le concedió, en el año1201 los mismos privilegios que tenía la abadía real Santa Maria de las Huelgas (Burgos), es decir de ser independientes del obispado y pasar a depender directamente de Roma.
La abadía se convirtió en el primer centro femenino de cultura y fundó otros monasterios. Se mantuvo hasta el 28 de febrero 1809. Luego la comunidad fue expulsada por el ejército de Napoleon.

Virgen de Vallbona, del siglo XII

 

 

Regresó en el año 1815 hasta el decreto de desamortización del año 1835. Cuando la situación se normalizó, las riquezas de la abadía fueron vendidas para permitir la subsistencia de la comunidad. Gracia a donaciones, fue posible hacer restauraciones en el año 1861 y posteriormente en los años 20. La abadía fue declarada monumento histórico artístico por decreto el 3 de junio de 1931. Algunas partes fueron destruidas durante la guerra civil. Se hicieron restauraciones en el año 1986.

 

El claustro

 

 



El claustro es trapezoïdal. Está dominado por una gran torre octogonal con grandes ventanales coronados de gabletes pequeños. La galería norte, adosada a la iglesia, es gótica y más alta que las otras. Aquí se encuentran losas sepulcrales.

 

 

Sus dos grandes ventanales están compuestos de dos arcadas geminadas coronadas con un óculo.

 

 

La galería oriental es a la vez gótico y románico. Sus ventanales tienen tres arcadas con un óculo. Se apoyan en columnas geminadas. Las otras galerías (oeste y norte) son románicas con conjuntos de tres arcos. En el sur se encuentra un lavabo muy sencillo.

 

 

Todas los galerías tienen bóveda de crucería. Algunos capiteles están decorados con motivos vegetales. Otros no tienen ningún ornamento. En conformidad con la primera doctrina cistercense, no hay capiteles historiados. Hay un pozo en el centro del claustro.

 

 

Sala capitular

 

 

Se entra en la sala capitular por una gran puerta gótica. La sala tiene dos tramos con bóvedas de crucería que se descansan sobre ménsulas.

 

 

Aquí también se encuentran losas sepulcrales de abades y abadesses.

 

 

La iglesia

 

Se puede entrar en la iglesia por el claustro o por una puerta exteriora situada en el brazo norte del crucero.

 

 

La nave tiene cuatro tramos sin naves laterales. Tres tramos tienen bóvedas de crucería que descansan sobre ménsulas.

 

 

El segundo tramo (al oeste) está abovedada con una píramide octogonal sobre pechinas. Esta píramide sostiene la gran torre octogonal que domina el claustro.

 

 

El crucero también está cubierto con una cúpula octogonal sobre pechinas, con finas nervaduras. El tambor está horadado por pequeñas ventanas. Los brazos del crucero tienen sólo un tramo con bóveda de crucería. Se abren sobre absidiolos rectangulares con bóveda de cañon.

 

 

La cabecera es rectangular también, de acuerdo con el arte cistercense. Una gran ventanal apuntado, tres aspilleras y dos ventanas laterales la iluminan.

 



Référence biblio :

- GARCIA, Wilfredo Rincón, Monasterios de España, tome III, Espasa-Calpe, 1992

 


Page d'accueil